Autor Tema: EMI-RFI. GREMLINS EN SU SISTEMA DE AUDIO  (Leído 115 veces)

Rocoa

  • Administrador
  • Usuario Jr
  • *****
  • Mensajes: 62
    • Ver Perfil
    • Tocando al viento
EMI-RFI. GREMLINS EN SU SISTEMA DE AUDIO
« en: 11 de Julio de 2019, 07:14:12 pm »
Me gustaría tratar el tema de la perniciosa influencia de las radiaciones electromagnéticas en nuestro sistema de audio y para ello no estaría de más "situarnos" previamente.

La interferencia electromagnética es la perturbación que ocurre en cualquier circuito, componente o sistema electrónico causada por una fuente de radiación electromagnética externa al mismo. También se conoce como EMI por sus siglas en inglés (Electro Magnetic Interference).
Un tipo de interferencia de esta naturaleza, de particular interés en el tema que nos ocupa, es la RFI (Radio Frequency Interference).

Esta perturbación puede interrumpir, degradar o limitar el rendimiento del sistema. La fuente de la interferencia puede ser cualquier objeto, ya sea artificial o natural, que posea corrientes eléctricas que varíen rápidamente, como un circuito eléctrico, el sol o las auroras boreales.
Imagen de la aurora boreal:



En el medio en que vivimos hay campos electromagnéticos por todas partes pero son invisibles para el ojo humano. Se producen campos eléctricos por la acumulación de cargas eléctricas en determinadas zonas de la atmósfera por efecto de las tormentas, el campo magnético terrestre provoca la orientación de las agujas de los compases en dirección Norte-Sur y los pájaros y los peces lo utilizan para orientarse.
Además de las fuentes naturales, en el espectro electromagnético hay también fuentes generadas por el hombre.


Inserto este enlace a una página en la que se puede ver da manera muy sintética lo que tratamos aquí:
http://www.asifunciona.com/fisica/af_espectro/af_espectro_1.htm

La Energía radiante es la que poseen las ondas electromagnéticas como la luz visible, las ondas de radio, los rayos ultravioleta (UV), los rayos infrarrojos (IR), etc. La característica principal de esta energía es que se puede propagar en el vacío, sin necesidad de soporte material alguno. Ej.: La energía que proporciona el Sol y que nos llega a la Tierra en forma de luz y calor.


Una onda electromagnética es la forma de propagación de la radiación electromagnética a través del espacio. A diferencia de las ondas mecánicas, como el sonido,  las ondas electromagnéticas no necesitan de un medio material para propagarse; es decir, pueden desplazarse por el vacío a una velocidad constante muy alta (300.0000 km/s).



Estas ondas se caracterizan por su longitud de onda (nanómetros en las de mayor energía, como los rayos X y gamma y kilómetros en las de menor energía, como las ondas de radio), por su amplitud y por su frecuencia (expresada en Hertzios o ciclos por segundo).


Podemos imaginar las ondas electromagnéticas como series de ondas muy uniformes que se desplazan a una velocidad enorme: la velocidad de la luz. La frecuencia simplemente describe el número de oscilaciones o ciclos por segundo, mientras que la expresión «longitud de onda» se refiere a la distancia entre una onda y la siguiente. Por consiguiente, la longitud de onda y la frecuencia están inseparablemente ligadas: cuanto mayor es la frecuencia, más corta es la longitud de onda.


El concepto se puede ilustrar mediante una analogía sencilla. Si atamos una cuerda larga al pomo de una puerta y sujetamos el extremo libre, al moverla lentamente arriba y abajo generará una única onda de gran tamaño; un movimiento más rápido generará numerosas ondas pequeñas. La longitud de la cuerda no varía, por lo que cuantas más ondas genere (mayor frecuencia), menor será la distancia entre las mismas (menor longitud de onda).


La longitud de onda y la frecuencia determinan otra característica importante de los campos electromagnéticos. Las ondas electromagnéticas son transportadas por partículas llamadas cuantos de luz. Los cuantos de luz de ondas con frecuencias más altas (longitudes de onda más cortas) transportan más energía que los de las ondas de menor frecuencia (longitudes de onda más largas). Algunas ondas electromagnéticas transportan tanta energía por cuanto de luz que son capaces de romper los enlaces entre las moléculas. De las radiaciones que componen el espectro electromagnético, los rayos gamma que emiten los materiales radioactivos, los rayos cósmicos y los rayos X tienen esta capacidad y se conocen como «radiación ionizante». Las radiaciones compuestas por cuantos de luz sin energía suficiente para romper los enlaces moleculares se conocen como «radiación no ionizante».


Las fuentes de campos electromagnéticos generadas por el hombre, que constituyen una parte fundamental de las sociedades industriales (la electricidad, las microondas y los campos de radiofrecuencia), están en el extremo del espectro electromagnético correspondiente a longitudes de onda relativamente largas y frecuencias bajas y sus cuantos no son capaces de romper enlaces químicos. Aunque esto sobrepasa la intención de este post lo comento porque mientras que los efectos perniciosos en la salud de las radiaciones ionizantes están sobradamente demostrados científicamente, no ocurre lo mismo en el caso de las no ionizantes y suelen ser tema de amplio debate en multitud de foros.
 
Existen dos maneras de producir radiación electromagnética. Una de ellas consiste, en esencia, en la conversión de la energía cinética de una carga eléctrica acelerada, en energía radiante. La otra manera consiste en el aniquilamiento de materia, convirtiéndose ésta en energía radiante.

Maxwell asoció varias ecuaciones, actualmente denominadas Ecuaciones de Maxwell, de las que se desprende que un campo eléctrico variable en el tiempo genera un campo magnético y, recíprocamente, la variación temporal del campo magnético genera un campo eléctrico.


El espectro electromagnético se refiere a un "mapa" de los diferentes tipos de energía de radiación y sus correspondientes longitudes de onda. Hay usualmente 7 subdivisiones: desde la radiación de menor longitud de onda, como los rayos gamma y los rayos X, pasando por la luz ultravioleta, la luz visible , los rayos infrarrojos y las microondas hasta las ondas electromagnéticas de mayor longitud de onda, como son las ondas de radio (radiofrecuencia).


 
El término radiofrecuencia, también denominado espectro de radiofrecuencia o RF, se aplica a la porción menos energética del espectro electromagnético que comprende desde los 3 kHz de frecuencia, con una longitud de onda de 100.000 m (100 km), hasta los 300 GHz de frecuencia, con una longitud de onda de 0,001 m (1 mm). El Hercio o Hertz es la unidad de medida de la frecuencia de las ondas, y corresponde a un ciclo por segundo. Las ondas electromagnéticas de esta región del espectro se pueden transmitir aplicando la corriente alterna originada en un generador a una antena.


En presencia de una carga eléctrica positiva o negativa se producen campos eléctricos que ejercen fuerzas sobre las otras cargas presentes en el campo. La intensidad del campo eléctrico se mide en voltios por metro (V/m). Cualquier conductor eléctrico cargado genera un campo eléctrico asociado, que va a estar presente aunque no fluya la corriente eléctrica. Y ese campo eléctrico va a ser más intenso cuanto menor sea la distancia a la carga o conductor cargado que los genera. Por tanto su intensidad disminuye a medida que aumenta la distancia, algo que nos interesa mucho cuando lo que queremos es evitar su influencia.


Al enchufar un cable eléctrico en una toma de corriente se generan campos eléctricos en el aire que rodea al aparato eléctrico. Cuanto mayor es la tensión, más intenso es el campo eléctrico producido. Como puede existir tensión aunque no haya corriente eléctrica, no es necesario que el aparato eléctrico esté en funcionamiento para que exista un campo eléctrico en su entorno.

Los materiales conductores, como los metales, proporcionan una protección eficaz contra los campos magnéticos. Otros materiales, como los materiales de construcción y los árboles, presentan también cierta capacidad protectora. Por consiguiente, las paredes, los edificios y los árboles reducen la intensidad de los campos eléctricos de las líneas de conducción eléctrica situadas en el exterior de las casas. Cuando las líneas de conducción eléctrica están enterradas en el suelo, los campos eléctricos que generan casi no pueden detectarse en la superficie.


Los campos magnéticos se originan por el movimiento de cargas eléctricas. La intensidad de los campos magnéticos se mide en amperios por metro (A/m), aunque en las investigaciones sobre campos electromagnéticos suele utilizarse con mayor frecuencia una magnitud relacionada, la densidad de flujo (en microteslas, µT).

Al contrario que los campos eléctricos, los campos magnéticos solo aparecen cuando se pone en marcha un aparato eléctrico y fluye la corriente. Cuanto mayor sea la intensidad de la corriente, mayor será la intensidad del campo magnético.

Al igual que los campos eléctricos, los campos magnéticos son más intensos en los puntos cercanos a su origen y su intensidad disminuye rápidamente conforme aumenta la distancia desde la fuente. Los materiales comunes, como las paredes de los edificios, no bloquean los campos magnéticos.


Los campos eléctricos existentes en torno al cable de un electrodoméstico sólo desaparecen cuando este se desenchufa o se desconecta de la toma de corriente, aunque no desaparecerán los campos eléctricos del entorno del cable situado en el interior de la pared que alimenta al enchufe.

Particularmente interesante nos resulta que mientras una corriente eléctrica alterna crea un campo magnético, también un campo magnético crea una corriente eléctrica en un conductor cercano. Este es el principio de la inducción y por eso se puede detectar y medir la presencia de campos electromagnéticos. La inducción es también el principio mediante el cual un transformador eleva o baja voltajes.
En un transformador una corriente eléctrica alterna que pasa a  través de los alambres de una bobina irradia campos magnéticos y en otra bobina adyacente los alambres captan los campos magnéticos convirtiéndolos de nuevo en corriente eléctrica. El número de vueltas en espiral que tenga en cada lado del transformador, determina la cifra de voltaje.


¿En qué se diferencian los campos estáticos de los campos variables en el tiempo?
Un campo eléctrico es un campo de fuerza creado por la atracción y repulsión de cargas eléctricas (la causa del flujo eléctrico) y se mide en Voltios por metro (V/m). El flujo decrece con la distancia a la fuente que provoca el campo.

Los campos eléctricos estáticos (también conocidos como campos electrostáticos) son campos eléctricos que no varían con el tiempo (frecuencia de 0 Hz). Los campos eléctricos estáticos se generan por cargas eléctricas fijas en el espacio, como imanes o por el flujo constante de electricidad en los electrodomésticos que utilizan corriente continua. Son distintos de los campos que cambian con el tiempo, como los campos electromagnéticos generados por electrodomésticos, que utilizan corriente alterna (AC) o por teléfonos móviles, etc.

Una corriente continua (DC) es una corriente eléctrica que fluye siempre en el mismo sentido. En cualquier aparato eléctrico alimentado con pilas fluye corriente de la pila al aparato y de este a la pila, generándose un campo magnético estático. El campo magnético terrestre es también un campo estático, así como el campo magnético que rodea a una barra imantada, el cual puede visualizarse por medio del dibujo que se forma cuando se espolvorean limaduras de hierro en torno a la barra.


No estaría de más recordar también aquello que tanto nos sorprendió la primera vez que lo hicimos, siendo niños. Me refiero al hecho de frotar un bolígrafo con un trapo y observar que podíamos levantar con él pequeños trocitos de papel que se adhieren. Tanto el bolígrafo como los trozos de papel habían quedado electrizados: el bolígrafo por frotamiento y el papel por inducción. Al frotar el bolígrafo, este había adquirido una carga eléctrica negativa, mientras que el papel se había cargado positivamente al acercarle el bolígrafo.

En cambio, las corrientes alternas (AC) forman campos electromagnéticos variables en el tiempo. Las corrientes alternas invierten su sentido de forma periódica. En Europa la corriente alterna cambia de sentido con una frecuencia de 50 ciclos por segundo, o 50 Hz (hercios) y, de forma correspondiente, el campo electromagnético asociado cambia de orientación 50 veces cada segundo.


Cuando una lámpara de mesa está enchufada, es decir, conectada a la red eléctrica a través del enchufe, sólo hay un campo eléctrico.
El campo eléctrico puede compararse con la presión dentro de una manguera cuando se conecta al sistema de abastecimiento de agua y el grifo está cerrado. El campo eléctrico está relacionado con la tensión, cuya unidad es el voltio (V). Se genera por la presencia de cargas eléctricas y se mide en voltios por metro (V/m). Cuanto mayor sea la fuente de alimentación del electrodoméstico, mayor será la intensidad del campo eléctrico resultante.
Cuando se enciende la lámpara, es decir, cuando la corriente pasa por el cable de alimentación, hay un campo eléctrico y un campo magnético.
El campo magnético se origina como resultado del paso de corriente (es decir, el movimiento de electrones) a través del cable eléctrico. En el ejemplo de la manguera, el campo magnético se correspondería con el paso del agua a través de la manguera. La unidad del campo de inducción magnética es el Tesla (T). Sin embargo, los campos magnéticos que se miden normalmente están dentro del rango de los microteslas (μT), es decir, una millonésima de Tesla. Otra unidad que se utiliza a veces es el Gauss (G). Un Gauss equivale a 100 microteslas.

Los campos electromagnéticos variables en el tiempo que producen los aparatos eléctricos son un ejemplo de campos de frecuencia extremadamente baja (FEB, o ELF, en inglés). Las principales fuentes de campos de FEB son la red de suministro eléctrico y todos los aparatos eléctricos, con frecuencias generalmente de hasta 300 Hz.
Otras tecnologías producen campos de frecuencia intermedia (FI), con frecuencias de 300 Hz a 10 MHz como las pantallas de computadora, los dispositivos antirrobo y los sistemas de seguridad, además de campos de radiofrecuencia (RF).
Los campos electromagnéticos de frecuencias altas o RF (con frecuencias de 10 MHz a 300 GHz) son producidos por los teléfonos móviles, la televisión, los transmisores de radio, radares y los hornos microondas. Estos campos se utilizan para transmitir información a distancias largas y son la base de las telecomunicaciones, así como de la difusión de radio y televisión en todo el mundo.
Las microondas son campos de RF de frecuencias altas, del orden de GHz.
En las frecuencias de radio, los campos eléctricos y magnéticos están estrechamente relacionados y sus niveles se miden normalmente por la densidad de potencia, en vatios por metro cuadrado (W/m2).


Los efectos de los campos electromagnéticos sobre el organismo no sólo dependen de su intensidad sino también de su frecuencia y energía. Estos campos inducen corrientes en el organismo que, dependiendo de su amplitud y frecuencia, pueden producir diversos efectos como calentamiento y sacudidas eléctricas (no obstante, para producir estos efectos, los campos exteriores al organismo deben ser muy intensos, mucho más que los presentes habitualmente en el medio).

Nosotros solo percibimos conscientemente una pequeñísima fracción del espectro electromagnético (el espectro de la luz visible), radiaciones comprendidas entre los 380 y 750 nanómetros que son las responsables de que podamos percibir colores. También podemos sentir el calorcito de las radiaciones infrarrojas y, con posterioridad, ver las quemaduras de las radiaciones ultravioleta.
Sin embargo es obvio que el medio está invadido por radiaciones de muy distinta frecuencia y longitud de onda que nos pasan desapercibidas.

En la imagen se muestra la fotografía "Field" de Richard Box, 831 tubos fluorescentes encendidos con la energía contenida en el campo electromagnético procedente de los cables de alta tensión que pasan por encima.





Rocoa

  • Administrador
  • Usuario Jr
  • *****
  • Mensajes: 62
    • Ver Perfil
    • Tocando al viento
Re:EMI-RFI. GREMLINS EN SU SISTEMA DE AUDIO
« Respuesta #1 en: 11 de Julio de 2019, 07:17:21 pm »
Las ondas electromagnéticas que nos rodean, generadas por multitud de fuentes (radio, TV, wifi, teléfonos móviles, aparatos domésticos de diversos tipos, maquinaria industrial, computadoras, luces fluorescentes, etc; sin olvidar el propio sistema de audio) van a influir de distintas maneras en el rendimiento de nuestro equipo de sonido.
Las interferencias de radiofrecuencia, oscilan entre 10 kHz y decenas de MHz (y superiores). En estas frecuencias, las longitudes de los cables empiezan a actuar como antenas transmisoras y receptoras, actuando el circuito culpable como antena transmisora y el circuito víctima como antena receptora.

Por tanto cables del sistema de audio actúan como antenas aéreas y captan RF. Además la RF penetra a lo largo del tendido de la red eléctrica y es transportada hasta nuestras casas.
Es por eso que la disminución o eliminación de la RF transportada por la red es fundamental para conseguir un buen rendimiento del equipo de audio, además de la que absorbe.

Ya hemos visto también que toda corriente alterna genera un campo electromagnético. Este se irradia procedente de los cables y de los transformadores.
El campo magnético generado por la fuente de alimentación de nuestros aparatos degrada la calidad musical al polucionar los circuitos cercanos (una de las razones de la eficacia de las fuentes de alimentación externas).

El resultado de la disminución de EMI-RFI en circuitos sensibles será un sonido más claro, limpio y natural. Afecta en diferentes aspectos tales como pérdida de ritmo y "timing", sonido plano, granuloso y falto de profundidad, disminución del rango dinámico, menor transparencia, distorsión, dureza en frecuencias altas,  falta de profundidad y modulación en el grave.......

La RFI es tan perversa que lo más probable es que no seamos conscientes de que está afectando a nuestro equipo hasta que escuchamos cuanto mejor suena el sistema sin RFI.
El tema es complejo y conviene abordarlo desde distintos frentes, sin olvidarnos de que el propio sistema de audio es una fuente importante de EMI-RFI, especialmente aquellos aparatos que montan circuitos digitales.

La EMI-RFI intermodula con la señal de audio y la degrada. Para oídos poco experimentados puede parecer que cuando eliminamos una buena parte del ruido generado por la EMI se pierde información.
Realmente es ruido lo que están oyendo, y se confunde con información de alta frecuencia. Es la "dureza", aspereza y brillo excesivo asociada por muchos a ciertos sistemas digitales, a la que se refieren como "digitalitis".

Como una imagen vale más que mil palabras:


Cuando se eliminan esas estridencias del equipo, este parece sonar como si se hubieran atenuado los agudos pero a medida que se continúa escuchando se es consciente de que está ahí toda la información, y también otra que antes no se percibía porque estaba enmascarada.
Y entonces la música se presenta de una manera más natural, sin ese exceso de brillantez en las altas frecuencias que había previamente, responsable de que se produzca fatiga auditiva. Este efecto suele ser muy acentuado en la reproducción de un  piano y con las voces femeninas.
Por tanto, la impresión inicial de que el sonido es menos vivo y rápido suele ser producto de los tipos de distorsión introducidos a través de la red y también la EMI-RFI ya que nuestro cerebro interpreta la distorsión como un aumento en el volumen sonoro.

Ocurre algo parecido en los cables de corriente y regletas. Cuanto mejor sea el material menos agresivo resulta el sonido. Y en ciertos sistemas esa falta de agresividad es percibida por algunos aficionados como una reducción en el ataque o de dinámica.

Es por ello que, cuando instalamos en nuestro sistema un acondicionador de red apropiado, de repente percibimos un incremento en la calidad de la reproducción musical. No es que el mismo fuese peor previamente, solo que antes no era capaz de ofrecer toda la calidad de que es capaz.

Es algo análogo a lo que ocurre cuando comenzamos a experimentar el desacoplamiento mecánico acústico y percibimos lo que nuestro sistema es capaz de ofrecer sin las interferencias producidas por las vibraciones..

¿Qué podemos hacer los aficionados para intentar minimizar los efectos de estos "diablillos" que se cuelan en nuestro sistema?
Bien, vayamos por partes como dijo el descuartizador.

Rocoa

  • Administrador
  • Usuario Jr
  • *****
  • Mensajes: 62
    • Ver Perfil
    • Tocando al viento
Re:EMI-RFI. GREMLINS EN SU SISTEMA DE AUDIO
« Respuesta #2 en: 11 de Julio de 2019, 07:22:41 pm »
Una localización crítica en este sentido suele ser el conector IEC que enchufamos a nuestros aparatos. A pesar de que los cables de corriente de calidad suelen estar apantallados, normalmente no es así en el caso del conector IEC y el schuko. Por tanto el campo electromagnético que genera la corriente eléctrica a su paso por el mismo se va a expandir en el espacio adyacente y, desgraciadamente, en muchos aparatos está cercano a otras conexiones. Ahí tenemos un problema y hay diferentes maneras de abordarlo.

Una de ellas es utilizar conectores metálicos, como los Oyaide M1 y F1  y Furutech F50. Pero resultan caros y no todo el mundo está dispuesto a invertir esas cantidades.


http://www.oyaide.com/ENGLISH/AUDIO/products_category/power_plugs_iec_connectors/pg475.html

La gama actual de conectores de red Furutech monta un ingenioso sistema para que los tornillos (y la carcasa en los metálicos) se conecten a tierra. La finalidad es evacuar la energía que puedan adquirir por inducción para que no interfiera con la señal que circula por los conductores.





El “Floating Field Damper” de Furutech soluciona un problema al que nunca se había dado importancia, soldando en estrella las partes metálicas en las que los campos magnéticos son inducidos por la intensidad de corriente. Como se puede ver en las imágenes, un puente de metal en el cuerpo del conector une las diferentes partes metálicas y envía cualquier potencial eléctrico generado a la toma de tierra, lo que disminuye el ruido, reduciendo la distorsión en pro de un sonido limpio y una transferencia de corriente estable (tomado de la literatura de Furutech).

Una solución ingeniosa puede ser el colocar en el IEC un trozo de tubo de cobre como el utilizado en fontanería.


En ebay podemos encontrar capuchones para los conectores a precios asequibles.


Furutech ha desarrollado el The Supressor CF-080

http://www.furutech.com/2013/03/19/3120/


También hay quien se ha fabricado sus propios ingenios.




Los resultados son fácilmente medibles con el detector de campos electromagnéticos ELFIX. En función de la intensidad del campo electromagnético emite un zumbido y se enciende la luz del led, que se vuelve más intenso a medida que aumenta la intensidad del campo.


https://www.russandrews.com/eu/search/?name=elfix

Otra manera de solucionarlo podría ser con papel ERS, un pliego de poliester que contiene trozos de fibra de carbono revestidas de níquel.


Es fácil cortar un trozo del mismo y envolverlo alrededor del IEC con la ayuda de una simple goma o un trozo de cinta de velcro.
La utilización de los pliegos de ERS tiene un efecto significativo en el sonido y este puede empeorar si su utilización no es la apropiada. Sin embargo, el utilizar solo la cantidad suficiente en áreas estratégicas puede dar muy buenos resultados.
Por ejemplo, cubriendo completamente un lector de CD o un power cord con el papel ERS puede dar lugar a que el sonido obtenido se vuelva apagado, aburrido y falto de vida. El agudo puede resultar excesivamente atenuado, dependiendo de la personalidad sonora del sistema y de la cantidad de ERS utilizada.
Usado apropiadamente puede eliminar el grano y dureza en las frecuencias altas produciendo un sonido más relajante. Obtendremos un grave con más peso, mejor modulado y rico en armónicos. En  conjunto, disfrutaremos de un balance tonal menos "subido".
 

El panel trasero de muchos aparatos monta el conector hembra IEC muy cercano al resto de los conectores y esa proximidad es nefasta para el tema que estamos tratando.


Lo mismo podemos hacer en el schuko que conectamos en la regleta. Aunque aquí los efectos no son tan notables como en el IEC también tienen su importancia.


Podemos encontrar también otras soluciones comerciales.

http://www.audio-replas.com/html_eng/plate.html






« Última modificación: 17 de Julio de 2019, 08:30:05 pm por Rocoa »

Rocoa

  • Administrador
  • Usuario Jr
  • *****
  • Mensajes: 62
    • Ver Perfil
    • Tocando al viento
Re:EMI-RFI. GREMLINS EN SU SISTEMA DE AUDIO
« Respuesta #3 en: 11 de Julio de 2019, 07:25:58 pm »
Otra medida que ayuda a atajar este problema es el taponamiento de las conexiones que no estén siendo utilizadas. Las conexiones no utilizadas en nuestros aparatos se comportan como "pequeñas antenas".
Hay una amplia oferta en el mercado y los resultados varían un poco en función de los tapones se utilicen.
Puede resultar chocante en un principio pero no olvidemos que en la aproximación sistemática al sistema de audio hay que tener en cuenta que el todo influye en las partes y las partes influyen en el todo.



https://telos-audio.com.tw/caps/

https://www.akikoaudio.com/en/akiko-audio/akiko-audio-audio-accessories/479-akiko-audio-rca-tuning-caps-gold-english

https://www.akikoaudio.com/en/akiko-audio/akiko-audio-audio-accessories/478-akiko-audio-rca-tuning-caps-rhodium-english

http://www.cardas.com/protective_caps.php

https://www.analogueseduction.net/search/for/-/in/0/brand/102/

http://acoustic-revive.com/english/cable/sip8q.html

https://www.audioquest.com/accessories/audio-enhancements/noise-stopper-caps/xlr-input-noise-stopper-caps

http://www.oyaide.com/ENGLISH/AUDIO/products_category/emi/pg760.html

https://www.sieveking-sound.de/sieveking-sound-female-xlr-caps.html

https://www.audiophonics.fr/fr/embases-xlr/yarbo-gy-20xsc-capuchons-bouchons-xlr-femelle-la-paire-p-5191.html

https://www.audiophonics.fr/fr/embases-xlr/yarbo-gy30xsc-capuchons-bouchons-xlr-male-la-paire-p-5208.html

https://www.audiophonics.fr/fr/embases-rca/yarbo-gy-10sc-capuchons-rca-yarbo-plaques-or-la-paire-p-2610.html

En el caso de que los capuchones RCA estén cortocircuitados hay que tener precaución en situarlos solamente en las entradas.

Tengo una especial predilección por los resultados de los Silent Plugs de Audio-exklusiv cuando se trata de aparatos con muchas conexiones RCA situadas en chasis no muy robustos. Los conectores RCA hembra de los aparatos montan una lengüeta interior para hacer contacto con el pin macho. Obviamente es muy susceptible a las vibraciones y el pin central de estos pirindolos monta un material absorbente sintético para la atenuación de dichas vibraciones. Además se pueden utilizar en conexiones de entrada y salida ya que el material sintético mencionado no es conductor.


https://www.audio-exklusiv.de/en/accessory/mechanical/

https://6moons.com/audioreviews/audioexklusiv/1.html

Especial importancia tiene el hacerlo con las conexiones digitales. Para ello utilizo el digital terminator "75 ohm" que tiene la particularidad de montar una resistencia soldada.

https://cdn.shopify.com/s/files/1/0577/4029/products/digi-new02.jpeg?v=1501269049

https://highend-electronics.com/products/highend-electronics-digital-terminator-75-ohm

Rocoa

  • Administrador
  • Usuario Jr
  • *****
  • Mensajes: 62
    • Ver Perfil
    • Tocando al viento
Re:EMI-RFI. GREMLINS EN SU SISTEMA DE AUDIO
« Respuesta #4 en: 11 de Julio de 2019, 07:44:40 pm »
Por otro lado, comentábamos previamente que el campo magnético generado por la fuente de alimentación de nuestros aparatos degrada la calidad musical al polucionar los circuitos cercanos. Por eso es frecuente el blindaje de dichas fuentes y también el uso de alimentaciones externas. Esto resulta crucial cuando se trata de circuitos de alta ganancia.


Imágenes del previo Coherence II de Jeff Rowland en las que se puede ver como los diferentes canales van encapsulados en el módulo correspondiente, junto con la fuente de alimentación de baterías:





La fortaleza del campo electromagnético generado puede ser minimizada conectando los aparatos en la polaridad correcta ya que puede llegar a ser 1000 veces más potente si la fase eléctrica no es la correcta. Por tanto,¡Polarícense!

La corriente alterna que recibimos en nuestros domicilios es polarizada. Así, vamos a encontrar una fase, un neutro y la toma de tierra (en teoría esto es el planeta Tierra en que vivimos). Esta última debería estar presente aunque, desgraciadamente, no siempre es así, por no hablar de la multitud de casos en que no tiene la calidad apropiada.

Neutro y fase están conectadas a la fuente de alimentación del aparato y la tierra está conectada al chasis del mismo de manera que si la corriente alterna se deriva al chasis debido a un fallo eléctrico (cortocircuito) la protección saltará y evitaremos "tostarnos".
Y alguna pérdida de corriente es común ya que, como hemos dicho, fase y neutro están conectadas al transformador del aparato lo cual normalmente produce una corriente residual, de deriva, en el chasis. Esa corriente residual debiera eliminarse a través de la toma de tierra, que está conectada al chasis. Normalmente una determinada orientación de las patillas del schuko en la toma de corriente supone una generación menor de dicho tipo de corriente, y buscar esa posición es relativamente fácil.
En gran parte de los casos el sonido mejora e incluso los sistemas más modestos pueden beneficiarse de ello.

Aunque hay personas que tienen más sensibilidad que otras para esto, en muchos casos se tiene una preferencia nítida por una de las dos posiciones. Debe realizarse con cada uno de los componentes del equipo de audio y conviene marcar la posición apropiada. Por poner un ejemplo digamos que en el caso de un lector de CDs, hay una posición en la que la música parece más viva y con una proyección más frontal pero, a la vez, es como más agreste tanto en las cuerdas  como en las voces, principalmente en las femeninas; cambiando la fase al invertir el schuko en la base de enchufe, el sonido se muestra más calmado y suave, con mayor especialidad y más retrasado.

Por convención se ha adoptado como correcta la polaridad en la cual el IEC posee la fase en el orificio de la derecha, tal y como se muestra en las siguientes imágenes:



Normalmente los fabricantes respetan esta norma y con un simple destornillador buscapolos podemos detectarla en el IEC, una vez que hemos enchufado el schuko en la regleta, y enchufar nuestros aparatos de forma correcta.
Pero no vivimos en un mundo ideal y esto a menudo no es así. He detectado diferentes polaridades en el mismo modelo de un mismo fabricante y una cantidad de aparatos no desdeñable funcionan mejor "a contrafase".
Por tanto, deberíamos testarla en todos los aparatos del sistema. Es una operación sencilla y, una vez hecho, se marca y nos olvidamos del asunto. No obstante, es aconsejable contrastar las mediciones con la escucha pues, al fin y al cabo, nada es absoluto y es el oído el que dictamina lo que nos gusta.

Una de las maneras de hacerlo consiste en la utilización de un polímetro con el que mediremos los milivoltios generados en el chasis del aparato que estemos testando.


1-Para ello primero desconectaremos todos los cables del componente para que esa corriente de deriva no "escape" por la masa de los cables de interconexión a tierra.
2-Llevaremos el negativo del tester a tierra (puede servir una patilla de tierra de la regleta o el chasis del rack si éste es metálico) y el positivo a un tornillo del chasis del aparato testado, con el mismo enchufado a la red, sin toma de tierra en el schuko (con el interruptor de encendido en "on").
Para inactivar la tierra en el schuko podemos utilizar un adaptador con sólo dos patillas o bien, si no disponemos del mismo, tapando con cinta aislante las patillas de tierra del schuko.
3-Medimos la corriente.
4-Invertimos la orientación del schuko del power cord en la regleta y repetimos la operación.

Aquella posición del schuko en la regleta en la que midamos el menor voltaje es la posición correcta usualmente.

Otra forma de hacerlo, aunque puede resultar más complicada en ciertos casos, consiste en la utilización de un detector de campos electromagnéticos como el ELFIX.


El procedimiento de actuación sería igual que con el multímetro, pero en este caso testamos la posición del schuko en que el campo electromagnético generado es más débil, y esa sería la posición correcta.

También con el Van den Hul POLARITY CHECKER.


https://www.vandenhul.com/product/the-polarity-checker/

Una forma mucho más cómoda y rápida de hacerlo es mediante un aparato específicamente diseñado para ello, con la ventaja de que en este caso no necesitamos desconectar los cables de interconexión del aparato testado, aunque mi recomendación es hacerlo siempre.
Se trata de un fasímetro. Al enchufar el schuko del aparato en cuestión en el mismo se enciende una luz en el lado de la patilla del schuko que indica la fase eléctrica correcta.


http://www.kempelektroniks.nl/en/244/kemp-elektroniks/products/accessoires/ultimate-polarity-checker

Suelo colocar una pequeña pegatina en el IEC hembra del aparato testado. Me gusta más que hacerlo en el power cord que se utiliza porque de este modo podemos cambiar los cables de red sin preocuparnos pues se tratará sólo de buscar en el IEC del cable con el buscapolos la posición apropiada (que se encienda en el mismo lado en que se encuentra la pegatina en el aparato). Conviene recordar que muchos aparatos traen el IEC hembra invertido para no cometer errores en la señalización.

Estamos tratando de minimizar el potencial de voltaje entre el chasis de los componentes del sistema y la toma de tierra ya que, cuanto mayor sea el potencial, más interferirá en los otros aparatos a través de la toma de tierra (bucles de masa) y mayores serán los campos creados.

Por tanto estamos actuando a varios niveles.
Por una lado disminuye la intensidad de los campos generados, lo cual supone menos intermodulación con la señal musical y, por tanto, menor degradación de la misma.
Y por otro lado mantenemos la diferencia de potencial entre los chasis y la tierra al mínimo (cuanto mayor sea el potencial más interferirá en los otros aparatos a través de la toma de tierra).
No hay que olvidar que la tierra puede polucionar el neutro con corrientes procedentes de otros aparatos del domicilio, incluso de los propios componentes del sistema de audio. Sí, incluso tenemos ruido procedente de nuestros aparatos de audio que se introduce en el sistema a través de los cables de red (particularmente dañino el de los digitales).
Es obvio que para evitarlo es indispensable tener una buena toma de tierra.

Los componentes bien diseñados implementan componentes para evitar que lo anterior ocurra pero, desafortunadamente, no siempre resultan efectivos.
Particular importancia tiene el evitar los bucles de masa. Éstos ocurren cuando hay dos trayectorias en el sistema con desigual resistencia. La pequeña diferencia en el voltaje del chasis induce un flujo de corriente que causa "hum". El colocar uno de los schukos de uno de los aparatos que presenta el problema sin toma de tierra suele eliminar el problema rompiendo el puente.

Pero si eliminamos la tierra del preamplificador y mantenemos la del amplificador, el previo continúa conectado a tierra mediante los cables de interconexión.
¿Y realmente queremos que nuestros cables de interconexión transporten un flujo de corriente por su malla de masa o por el cable de masa, tan cerca de los conductores de la señal musical?
No nos olvidemos de que esas corrientes intermodulan con la señal musical.
Puesto que el previo es el cerebro del sistema, que lidia con señales de bajo nivel, fácilmente degradables, es deseable que aquí esté la tierra del sistema en aquellas casas con problemas en la toma de tierra.

Por otro lado, todos hemos visto algún lector de CDs, normalmente de origen asiático (incluso de alto nivel) que no traen la patilla de tierra en el IEC del aparato. De este modo se curan en salud y evitan este tipo de problemas, aunque no es lo ideal por lo que hemos visto.

La forma más fácil de evitar bucles de masa y mejorar el sonido del sistema es conectar todos los aparatos en la misma línea mediante un distribuidor de corriente con tierra en estrella, minimizando así las diferencias de potencial de masa.
Si el previo está conectado en una toma, la fuente en otra y el amplificador en otra distinta (que pueden estar más cerca o menos de la toma de tierra) es muy posible que las tierras no estén al mismo potencial.
Recordemos que todos los cables tienen una resistencia eléctrica y las corrientes pasan por el camino con menos resistencia (allí en donde la resistencia tiene una caída en el voltaje). Dependiendo de donde esté la caída de voltaje tendremos más o menos ruido. Multipliquemos este efecto por el número de aparatos conectados a diferentes tomas y tendremos diferentes potenciales de masa que convergen en el cuadro.
Por ello intentaremos conectar todo lo más cerca posible en potencial de masa, evitando trayectos largos que, obviamente, aumentarán la impedancia.

Claro que las instalaciones de más alto nivel pueden disfrutar de dos líneas dedicadas independientes con excelentes resultados (digital / analógico), e incluso tres (digital / fuentes / amplificación), pero eso no es lo habitual.

Cuando se dispone de una única línea trataremos de conectar todo el sistema en una única buena toma y no polucionar la línea con nada más como lámparas halógenas, fluorescentes o lámparas con conmutador.
Para minimizar las diferencias en potencial de masa los componentes individuales del sistema deben ser enchufados en paralelo en la toma de red, como muestra el siguiente diagrama:


Si disponemos de una regleta con una única conexión de tierra "en estrella", con baja impedancia, nos evitamos estos problemas de raíz, pues el trayecto de la señal es el mismo independiente de la toma en la que realicemos la conexión.

Alternativamente, si lo anterior no es posible, conectaremos en la regleta los aparatos de mayor consumo más cerca de la toma de red y los más sensibles más lejos:


Enchufar indiscriminadamente los componentes del equipo en la regleta puede introducir ruido en los circuitos de bajo nivel a través de la conexión de tierra:


Una forma sofisticada de evitar estos problemas sería la utilización de un transformador de aislamiento que nos proporcione suministro eléctrico balanceado.

« Última modificación: 11 de Julio de 2019, 08:03:48 pm por Rocoa »

Rocoa

  • Administrador
  • Usuario Jr
  • *****
  • Mensajes: 62
    • Ver Perfil
    • Tocando al viento
Re:EMI-RFI. GREMLINS EN SU SISTEMA DE AUDIO
« Respuesta #5 en: 11 de Julio de 2019, 07:46:36 pm »
Una utilización muy común para luchar con las interferencias electromagnéticas son los anillos de ferrita.


Se utilizan como filtros pasa bajo pasivos. La ferrita origina una elevada impedancia a las altas frecuencias resultando una atenuación del ruido EMI/RFI.
Actúan de manera análoga a los inductores o bobinas, que almacenan la energía en el campo magnético creado por la corriente eléctrica que lo atraviesa. La habilidad para almacenar energía eléctrica viene dada por la inductancia. A diferencia de los inductores puros, que no disipan la energía (simplemente la absorben retornándola más tarde el circuito), los anillos de ferrita filtran el ruido de alta frecuencia disipándolo como calor.

Mi experiencia personal con las ferritas en los cables no es muy satisfactoria. Siempre que las he utilizado, sobre todo en cables de red, he observado una reducción en la dinámica y en la extensión en frecuencia del sonido.
Tampoco son utilizadas por los fabricantes de cables de alta gama por el mismo problema. Se me ocurre una excepción, los cables de red Cardas, que montan un anillo de ferrita entre el conector y el propio cable alrededor del cual se enrolla solamente el conductor de tierra.


Si observamos la fotografía veremos una especie de "bulbo" al lado del conector, que no es más que un anillo de ferrita alrededor del cual se ha enrollado varias veces sólo el cable de masa (el de fase y neutro no).
Al pasar el cable por el interior del núcleo aumenta la impedancia de la señal sin atenuar las frecuencias más bajas y, a mayor número de vueltas dentro del núcleo, mayor aumento.
Sin embargo Cardas sólo hace los bucles en la ferrita con el conductor de toma de tierra. ¿Por qué?
Por la razón que comentábamos anteriormente. El hacerlo con el cable de tierra tiene el objeto de hacer un filtraje pasivo en la misma (es sabido que gran parte del ruido de alta frecuencia que penetra en los aparatos de nuestro sistema lo hace a través de la toma de tierra).
« Última modificación: 19 de Julio de 2019, 01:56:28 pm por Rocoa »

Rocoa

  • Administrador
  • Usuario Jr
  • *****
  • Mensajes: 62
    • Ver Perfil
    • Tocando al viento
Re:EMI-RFI. GREMLINS EN SU SISTEMA DE AUDIO
« Respuesta #6 en: 11 de Julio de 2019, 07:59:12 pm »
En el mercado tenemos multitud de ingenios que lidian con la EMI/RFI.

Son bastante conocidos los productos Enacom de la casa Combak.

http://www.combak.net/enacom/EnacomMain.html



Mi experiencia con ellos se reduce al Enacom speaker y a los Stein y funcionan francamente bien. Parece ser un filtro Zobel como el que recomendaba el fallecido Bobby Palkovich para sus altavoces Merlin.
Una red Zobel es básicamente una resistencia y un condensador en serie para neutralizar el efecto de la inductancia de la bobina del altavoz (la bobina del altavoz tiene las características de un inductor y por tanto la impedancia se eleva con la frecuencia) y cancelar la porción reactiva de dicha impedancia. 


https://6moons.com/audioreviews/ring/zobel2.jpg

https://positive-feedback.com/Issue61/stein_speaker.htm

Otro producto que lleva muchos años en el mercado es la Shakti Stone y también los Shakti On-Lines.


http://www.shakti-innovations.com/product/shakti-stone/

Quisiera hacer hincapié en el cuidado del cableado de nuestro sistema para intentar minimizar los efectos perniciosos de la EMI/RFI.
La señal que fluye a través de un cable crea un campo magnético que se expande y se colapsa a la frecuencia de la señal aplicada. Este campo magnético modulado induce un flujo de corriente en el conductor adyacente.
Si colocamos un power cord cerca de un par de cables de interconexión estamos induciendo ruido de 50Hz en el blindaje del cable de señal y quizás en los conductores internos de señal también, si su apantallamiento no funciona apropiadamente.
Los cables digitales también irradian campos de alta frecuencia, en el rango de los MHz, que pueden inducir polución en la cercanía de los cables de interconexión y power cords.
Los efectos sobre el sonido son sutiles pero perniciosos. Grano, brillo, dureza, distorsión……que acompaña la señal.

¿Qué hacer?

-Primero: mantener los power cords lejos de los cables de interconexión. Si se cruzan que sea a 90 grados y separados lo más posible, al menos 3 cm., o 5 cm mejor pues la intensidad de los campos magnéticos disminuye con el cuadrado de la distancia y por tanto son 4 veces más fuertes a 3 cm que a 6 cm.
Si utiliza un rack intente colocar los PC en un lado y los cables de interconexión en otro.
Utilizar bridas para sujetar los cables al rack no es buena idea pues son microfónicos y no interesa que estén vibrando más de lo que lo harían por sí solos.
¿No lo cree?
Mueva el cable de phono cuando el potenciómetro está alto…….O enchufe un cable de lámpara a los altavoces y pisotéelo…..los sonidos que emanan del altavoz le sorprenderán.

-Segundo: tiene que ver con los campos magnéticos que, como hemos visto, atraviesan el universo con extensión infinita y se vuelven más débiles a medida que se alejan de la fuente que los origina.
Lo que nos importa aquí es que el campo magnético se extiende más allá del propio cable. De hecho, las evidencias de la física cuántica moderna apuntan a la importancia en la transmisión de la señal del campo eléctrico generado alrededor del cable.

¿Qué significa esto?
Si el campo es afectado por el dieléctrico, que rodea siempre al cable, entonces el mismo va a afectar al sonido del cable. Y aquí entra en juego la distancia. Es sólo lo que está próximo al cable lo que tiene realmente efecto. Y el aire es el mejor dieléctrico (sólo superado por el vacío).
Es por ello también que no debemos sujetar los cables al rack con bridas, sobre todo si es metálico (no olvidemos también que es necesario conectar a masa el rack si este es metálico -muchos usuarios de phono lo saben muy bien-).

Y también es por ello que debemos separarlos del suelo, sobre todo si están sobre una alfombra, que suele estar cargada de electricidad estática. El aire es mejor dieléctrico que la alfombra cargada de electricidad estática.

Existen multitud de soluciones para separar los cables entre sí y también para elevarlos del suelo.
Una opción económica y práctica serían los aislantes de tuberías de polietileno que se pueden encontrar en cualquier tienda de fontanería:
















El aislamiento del suelo actúa a dos niveles, por un lado el aislamiento mecánico de las vibraciones y por otro aislamiento de campos electrostáticos.
Se han utilizado mucho los aislantes cerámicos para este menester. Yo mismo los he utilizado durante años, hasta que probé los Shunyata Dark Field V2.
Esta compañía sostiene que la utilización de materiales aislantes termina por provocar grandes diferencias de potenciales estáticos entre el cable y el suelo (que puede llegar a ser enorme con el paso del tiempo -cientos de voltios-) y esto resulta perjudicial para la señal transmitida, distorsionándola.
Un efecto similar al que ocurre cuando una señal que circula a través de un cable atraviesa un potente campo magnético.
Los Dark Field se construyen con un polímero impregnado en carbón que es resistente a la estática y conductivo eléctricamente para igualar los campos estáticos (lo que ellos llaman principio de unificación de campos estáticos).


Recuerdo aquella tarde, hace muchos años, en que recibí los Cable Elevators cerámicos procedentes de USA en una pesada caja. Estaba con un colega y nos dispusimos a colocarlos en los cables de altavoz de mi sistema, así como los de interconexión entre previo y etapa ( tirada de Cardas de cuatro metros y medio) que se apoyaban directamente en la alfombra. Tras la instalación nos dispusimos a escuchar y....... ocurrió lo típico en estos casos, nos miramos sorprendidos porque no esperábamos percibir el cambio que se produjo en el sonido.


Luego vinieron los Shunyata Dark Field V2 y las mejoras respecto a los cerámicos fueron claramente perceptibles.
Y finalmente lo completé con la última versión, los Shunyata Dark Field SS (suspensión system).






http://www.hifistay.com/bbs/board.php?bo_table=news&wr_id=9
http://www.acoustic-revive.com/english/rci3/rci3_01.html
http://www.positive-feedback.com/Issue49/acoustic_revive.htm
http://www.6moons.com/audioreviews/dedicated2/cabletower.html
http://www.soundstage.com/equipment/shunyata_dark_field.htm
« Última modificación: 20 de Agosto de 2019, 05:05:08 pm por Rocoa »