Autor Tema: ACONDICIONAMIENTO ACUSTICO DE LA SALA  (Leído 2008 veces)

PEBLASA

  • Novato
  • *
  • Mensajes: 5
    • Ver Perfil
ACONDICIONAMIENTO ACUSTICO DE LA SALA
« en: 14 de Diciembre de 2020, 03:56:25 pm »
Buenas tardes, estoy dandole vueltas al tema de acondicionar la sala, he estado viendo pues lo  tipico que si absorventes difusores trampas graves etc, pero con los tamaños que tienen seguro
que tendre lios por la estetica ya me entendeis,para ponerlos en la sala, pero he leido unos pequeños artilugios  HFT de synergistic Research que combinados dicen que funcionan bien, tambien hablan muy bien de los paneles Stillpoint aperture II que se necesitarian pocos al parecer , alguno teneis experiencias con algunos de ellos dos. o con otros

Enguera

  • Novato
  • *
  • Mensajes: 46
    • Ver Perfil
Re:ACONDICIONAMIENTO ACUSTICO DE LA SALA
« Respuesta #1 en: 14 de Diciembre de 2020, 11:46:49 pm »
Pon una buenas ATC en tu sala, y problema resuelto! Suenan bien hasta debajo del mueble...no te hará falta dejarte una pastizal el artilugios acústicos... 8)

Es broma...
Es un tema muy interesante, con el que todos luchamos, sobretodo los que tenemos altavoces en los que la ubicación es primordial. Vamos a ver si la gente que sabe nos aporta luz al respecto.

Un saludo.

Rocoa

  • Administrador
  • Usuario Sr.
  • *****
  • Mensajes: 262
    • Ver Perfil
    • Tocando al viento
Re:ACONDICIONAMIENTO ACUSTICO DE LA SALA
« Respuesta #2 en: 15 de Diciembre de 2020, 11:49:15 pm »
Si tienes ganas y paciencia podrás hacer muchas cosas para mejorar el rendimiento de tu sistema lidiando con la acústica de la sala.
Lo primero es considerar que ninguna habitación es neutra desde el punto de vista acústico. Todas las salas  tienen "su propio sonido", incluso con tratamientos acústicos, y eso va a depender de los materiales que la conforman, además del tamaño y proporciones.

Para eso hemos de tener en cuenta como viaja el sonido, como un movimiento simpático entre las partículas que están suspendidas en el aire. Cuando desde un emisor se excitan, comienza a generarse una vibración y unas partículas golpean a otras hasta que la más cercana a tu oído, golpea tu tímpano.
De esta manera, lo que podríamos visualizar en las partículas, sería una forma de onda que describe amplitud (volumen), tono (frecuencia) y timbre (armónicos).


La frecuencia viene determinada por el espacio físico que cubre un ciclo (el espacio entre valores máximos de amplitud o picos). Como el movimiento en el aire es hacía fuera (compresión de las partículas) y hacia dentro (descompresión), hablamos de valores de fase positivos (compresión) y negativos (descompresión).

Cuando una fuente sonora emite las ondas estas se propagan radialmente en todas direcciones y, cuando encuentran un obstáculo, en parte se absorben y en parte se reflejan cambiando su dirección.


La onda sonora, al igual que las reflexiones lumínicas, puede reflejarse con el mismo ángulo con el que chocó ante una superficie, resultando exactamente igual a la onda original si la superficie reflectante fuese totalmente plana e impermeable al sonido. En estos casos decimos que estamos ante una reflexión especular.


Sin embargo si en alguna medida la estructura es porosa, permitirá la propagación de las ondas en su interior, transformando la energía acústica en energía calórica y en consecuencia disminuyendo la energía de la reflexión. En este caso se trata de absorción.

Todos los problemas que puedan surgir en nuestra sala tienen un origen común: ¡Las reflexiones!
Da lo mismo si se trata de resonancias de sala, ecos persistentes o de un tiempo de reverberación demasiado largo. De todas estas anomalías son responsables los rebotes de las ondas en las paredes, el techo, el suelo y demás superficies duras en general que existan en la sala.

Las reflexiones no son malas en principio, pero dependiendo de las características de la sala pueden resultar progresivamente problemáticas. Y esto tiene mucho que ver con las dimensiones de la sala, de tal modo que, cuanto más pequeña sea, más negativamente van a afectar dichas reflexiones al sonido.
En los recintos pequeños la media del tramo que recorre el sonido antes de que rebote en alguna superficie es muy corta por lo que la onda sonora apenas pierde energía en su propagación. Por eso las primeras reflexiones en relación con la ondas directas llegan poco retardadas al punto de escucha. Estas fuertes primeras reflexiones llevan a diferentes coloraciones de sonido, y por eso deben ser controladas.


Es por eso que debemos buscar los puntos de las reflexiones especulares y procurar que ahí no haya cristales. Algo con capacidad de difusión/absorción sería lo ideal.



También hemos de tener en cuenta los modos propios de la sala. Las ondas estacionarias que son representativas de las dimensiones de una sala en particular, se llaman modos propios de sala. Estos modos tienen lugar entre las 3 dimensiones (modos axiales, tangenciales y oblicuos), siendo los axiales los más problemáticos.
Surgen cuando la mitad de longitud de onda o múltiplos de la mitad de longitud de una onda en una frecuencia concreta encaja exactamente en el espacio limitado por dos superficies. Se habla en estos casos de modos axiales (junto a estos encontramos también los más débiles modos tangenciales y oblicuos que no implican solo a dos superficies, sino a cuatro o seis). Con ello se producen cancelaciones en puntos concretos y refuerzos.


Cuando en una habitación se origina un sonido y este viaja por el aire entre superficies paralelas (como dos paredes), se crea una realimentación entre estas superficies generando las ondas estacionarias. Se trata de una frecuencia en la que coincide su longitud de onda con el espacio entre superficies.
Según sean duras o blandas estas superficies, habrá una interacción de fase entre la onda original y la onda rebotada que puede dar lugar a refuerzos y cancelaciones en determinadas frecuencias.
Así tendremos que si las fases se alinean con el mismo valor (igual fase), habrá un incremento de volumen (refuerzo) y si lo hacen con diferente valor (fase y contrafase), se cancelan disminuyendo su volumen.

Por tanto, el ancho, largo y alto de nuestra sala se asocia a unas frecuencias concretas y según la dureza de los materiales de las paredes, habrá una serie de interacciones de fase.
Estas resonancias de sala que llamamos modos propios, generadas por ondas estacionarias, resultan especialmente perturbadoras en el rango de las frecuencias graves, haciendo que suenen imprecisos y, dependiendo de la nota, a veces demasiado finos y otras desmesurados.

Habría que considerar también el filtro peine, una cancelación periódica de frecuencias debido a la superposición de un sonido con una versión retardada del mismo.
Las coloraciones del sonido por efectos de filtro de pico, o de peine, se producen cuando la onda directa y las fuertes primeras reflexiones se superponen en el punto de escucha con una mínima diferencia de tiempo (la reflexión está más tiempo en camino por el tramo algo más largo que ha recorrido). Se llega a cancelaciones en determinada frecuencia fundamental y sus múltiplos impares, y a sumas en los múltiplos pares de esta misma frecuencia.
La repuesta en frecuencia recuerda el orden linear de las púas de un peine común, por un lado con púas algo más anchas y por el otro más estrechas. Cuanto más fuertes son las reflexiones más pronunciado es el efecto de filtro de pico y como consecuencia, cuanto más cerca está el punto de escucha de las paredes y el techo, más fuerte será la coloración de sonido.


Tenemos múltiples herramientas en la red para calcular los modos propios de nuestra sala y poder actuar en consecuencia:

https://amcoustics.com/tools/amroc

Otro factor a considerar es el tiempo de reverberación.
Después de las primeras reflexiones comienzan a aparecer una serie de reflexiones más densas producto de los sucesivos impactos entre piso, techo y paredes, llamadas reverberación.
La reverberación no llega al oyente antes de los 10 milisegundos después del sonido directo, pudiendo llegar, dependiendo del tamaño de la sala, varios milisegundos mas tarde.
Al tiempo de desvanecimiento de la reverberación lo llamamos RT60  y significa el tiempo que tarda la reverberación en caer 60 dB.

El RT60 depende de dos factores, del tamaño de la sala y de los coeficientes de absorción de las superficies y elementos contenidos dentro de dicha sala. Las más grandes tienen reflexiones más espaciadas y en consecuencia tiempos de desvanecimiento más largo,

Dado que los materiales se comportan de diferente manera a distintas frecuencias, siendo más absorbentes en altas frecuencias y menos en bajas, nos encontraremos que el RT60 es diferente a distintas frecuencias en cada recinto.
Así, en un gimnasio obtendremos gran cantidad de reverberación "brillante" con largos tiempos de decaimiento.
En un baño obtendremos considerable reverberación, también "brillante", pero con un corto tiempo de decaimiento.
Y en una sala de estar con alfombras y cortinas se tendrá una reverberación más "opaca" y con tiempos de decaimiento más cortos.


Los tiempos de reverberación tienen un efecto negativo en el rango medio y, especialmente, en las altas frecuencias. Aunque las ondas son significativamente más cortas que en las frecuencias graves, y por tanto no permanecen entre las paredes, el sonido directo que es tan fuertemente oscurecido por las reflexiones le resta color a los instrumentos y voces. En los peores momentos el sonido se torna realmente afilado, lo cual puede atribuirse a los ecos vibrantes. Eso ocurre cuando las ondas sonoras son lanzadas hacia delante y detrás repetidamente entre las paredes.

El tradicional método de "la palmada" ya nos dice mucho al respecto a nada que tengamos un poco de experiencia en ello.

Rocoa

  • Administrador
  • Usuario Sr.
  • *****
  • Mensajes: 262
    • Ver Perfil
    • Tocando al viento
Re:ACONDICIONAMIENTO ACUSTICO DE LA SALA
« Respuesta #3 en: 15 de Diciembre de 2020, 11:58:11 pm »
No cabe duda de que la habitación en la que se localiza el sistema imparte su firma acústica en el sonido, siendo un tema en el que hay que considerar demasiadas variables, sin olvidarnos de los patrones de radiación de los altavoces que se utilicen.
Para lidiar con los enemigos de la buena acústica en salas (modos propios de la sala, reflexiones primarias y excesivos tiempos de reverberación) tenemos dos herramientas principales: absorción y difusión.

Sin absorción (amortiguamiento) el sonido emitido una vez podría permanecer en la habitación teóricamente de manera indefinida.
Como las frecuencias altas son cortas, los materiales con estructuras de poro fino son apropiadas para amortiguar (aquí entrarían alfombras, sofás, cortinas....).


La difusión por el contrario reflecta la onda sonora no solo en una dirección de la sala, como una superficie lisa o una pared dura haría, sino que la propaga hacia muchas y diferentes direcciones por la sala. De este modo el efecto de coloración de una reflexión simétrica se atenúa, porque el rebote de la onda no se concentra en una sola dirección sino que se reparte por la sala. La energía total no obstante prácticamente apenas varía. Por eso la difusión tiene sentido cuando se tiene un tiempo de reverberación realmente corto y no se desea reducirlo todavía más. Esto frecuentemente suele ser el caso sobre todo en el rango superior de frecuencias.


Resulta muy beneficiosa la presencia de superficies muy irregulares en la sala para que difundan las ondas sonoras en diferentes direcciones. Por ejemplo las estanterías con los libros desparejados deliberadamente, para así obtener un sonido uniformemente mezclado porque las superficies irregulares facilitan este efecto. Aunque menos efectivo, las plantas también son difusores. Cuanto más grandes las hojas mayor el efecto.

El mercado ofrece un sinfín de alternativas para mejorar la acústica pero si no queremos llenar de artilugios el espacio doméstico en el que se encuentra situado el sistema deberíamos considerar algunas cuestiones prioritarias.

Por tanto, en un entorno doméstico, hay muchas cosas que hacer antes de decantarnos por la instalación de dispositivos dedicados.

- Diseñar salas disruptivas

Las salas espartanas con baldosas y superficies lisas de  aluminio y vidrio son acústicamente problemáticas con frecuencia. Suenan mejor con mobiliario y objetos fonoabsorbentes en el suelo, techo y paredes.

- Amortiguación de reflexiones

Con la finalidad de atenuar las primeras reflexiones del suelo en altas frecuencias debemos situar una alfombra entre los altavoces y el punto de escucha. Si las reflexiones de altas frecuencias son muy fuertes pueden ser atenuadas por tejidos o cortinas en frente de las ventanas.

- Mantener los graves bajo control

Normalmente los graves causan más problemas que las altas frecuencias. Para amortiguar estas ondas, que poseen mucha energía, se requieren absorbentes voluminosos como gabinetes cerrados u otros elementos acústicos, especialmente en los problemáticos rincones de la sala, en los cuales colisionan varias ondas amplificadas.

- El caos proporciona buen sonido

Las superficies irregulares y bordes incrementan la difusión. Cuando colocamos los CDs y libros en estanterías, la homogeneidad de superficies y bordes debe ser evitada. Plantas con hojas grandes también facilitan el efecto.

- Buscar al posición de escucha correcta

Muy cerca de los altavoces la imagen sonora decrece y muy lejos puede enmascararse por la superposición de reflexiones. En una sala rectangular puede resultar bueno el situar los altavoces en la pared más larga.

- Recolocar los altavoces

En gran parte de los casos los altavoces deben de separarse de las paredes para evitar excesivos graves. Hay que experimentar con la distancia entre altavoces y su ángulo de inclinación hacia el punto de escucha. El grado de orientación nos permite ajustar la escena sonora del sistema para lograr el mejor equilibrio entre amplitud y precisión de imagen.
« Última modificación: 16 de Diciembre de 2020, 12:04:05 am por Rocoa »

Rocoa

  • Administrador
  • Usuario Sr.
  • *****
  • Mensajes: 262
    • Ver Perfil
    • Tocando al viento
Re:ACONDICIONAMIENTO ACUSTICO DE LA SALA
« Respuesta #4 en: 16 de Diciembre de 2020, 12:08:40 am »
Comenzaría por buscar una buena colocación de los altavoces, además del punto de escucha apropiado.
La colocación en la sala de los altavoces y el oyente es tan importante como cualquier tratamiento acústico. Ambas cosas merecen atención siempre que nuestro objetivo sea el disfrutar de un sonido sin coloraciones.


Podemos abordar el asunto desde diferentes perspectivas. Yo suelo centrarme en la opción de Cardas siempre que sea posible. Está fundamentada en las proporciones áureas, que tan buen resultado les dio a nuestros antepasados en la construcción de anfiteatros, por poner un ejemplo.

http://www.cardas.com/room_setup_main.php

Tenemos muchas más opciones:

https://www.thesoundapprentice.com/2019/11/sumiko-speaker-placement-guide.html

http://info.nordost.com/speaker-placement-guide

https://www.audiophysic.com/en/rules-about-positioning/

http://www.theaudiobeat.com/blog/speaker_placement.pdf

https://www.tnt-audio.com/casse/waspe.html

https://www.youtube.com/watch?v=UOI8py0DAC8

Hemos de tomarlo con calma y hacerlo pausadamente, solo cuando realmente nos apetezca, puesto que de otro modo podría resultar un tanto desesperante. Y lo más probable es que no lo logremos de la noche a la mañana. Pero Roma no fue construida en un día y con paciencia seguro que se logran resultados muy interesantes.


Mi consejo es que una vez que logremos un rendimiento satisfactorio con los métodos anteriormente descritos utilicemos una pista "out of phase" como la del disco test de XLO o similar para afinar el posicionamiento óptimo. Para ello realizaremos pequeños movimientos de los altavoces buscando el punto dulce.
Se trataría de lograr que, cuando el sistema está sonando con la pista fuera de fase, escuchásemos el sonido llegando de todas partes, sin ninguna dirección particular. No resulta fácil pero cuando se logra comprobaremos la eficacia de este procedimiento.
En ciertas circunstancias podría ocurrir que, cuando la acústica de la sala es pésima, no escuchemos ninguna diferencia al mover los altavoces, aunque no suele ser el caso.
« Última modificación: 06 de Enero de 2021, 08:43:13 pm por Rocoa »

JRCD

  • Usuario Héroe
  • *****
  • Mensajes: 855
    • Ver Perfil
Re:ACONDICIONAMIENTO ACUSTICO DE LA SALA
« Respuesta #5 en: 16 de Diciembre de 2020, 12:45:29 am »
Aquí venden kits ya estudiados para tratamiento de distintas habitaciones, puedes comprar uno o tomar ideas:

https://hushcitysp.com/product/acoustic-panel-room-kits/

                         

Rocoa

  • Administrador
  • Usuario Sr.
  • *****
  • Mensajes: 262
    • Ver Perfil
    • Tocando al viento
Re:ACONDICIONAMIENTO ACUSTICO DE LA SALA
« Respuesta #6 en: 16 de Diciembre de 2020, 12:59:38 am »
Nadie conoce nuestra sala y nuestro sistema como nosotros mismos por lo que con paciencia y dedicación podemos lograr estupendos resultados en este ámbito.
Conviene estudiar un poco para ir experimentando y naturalizando los coceptos.

https://audiogallery.es/como-tratar-acusticamente-tu-sala/

https://altadefinicionhd.com/especiales/acustica-de-salas-de-cine-en-casa?showall=1&limitstart=

Por supuesto que, llegado un punto, conviene realizar mediciones para acometer soluciones más "serias".
Para ello resultará muy práctica alguna de las aplicaciones que podemos descargar en nuestros dispositivos. Entre las que conozco recomiendo Audio Tools:

https://studiosixdigital.com/audiotools-modules-2/

http://beatappstudio-reverb-time-pro.andro.io/es

Y, si queremos subir el nivel, podemos descargarnos el archiconocido Room EQ Wizard, que es gratuito, y así podrá verse cuales son los problemas reales, y será más fácil solucionarlos.

http://campabiblioteca.blogspot.com/2018/01/tutorial-de-analisis-con-room-eq-wizard.html

Nos compramos un micrófono:

https://www.ebay.es/itm/miniDSP-UMIK-1-USB-Calibrated-Measurement-Microphone-FedEx-2nd-Day-/222334350764

En mi sala he obtenido unos resultados bastante buenos con muy poca cosa, aunque todo es mejorable. Aquí podemos ver la respuesta en frecuencia en el punto de escucha con ruido rosa:


Aún me resta el trabajar el RT60 en algunos rangos de frecuencia pero dado que en breve espero cambiar de domicilio, y por tanto de sala, me temo que se va a quedar así.

Como tratamiento acústico específico utilizo un par de Vicoustic Super Bass Extreme que han resultado muy efectivos en la absorción de las frecuencias graves de los modos propios de mi sala.
También 2 difusores Vicoustic Wavewood Ultra Lite, dos difusores Hofa y algo de espuma de melamina Basotect.
« Última modificación: 16 de Diciembre de 2020, 01:02:10 am por Rocoa »

Rocoa

  • Administrador
  • Usuario Sr.
  • *****
  • Mensajes: 262
    • Ver Perfil
    • Tocando al viento
Re:ACONDICIONAMIENTO ACUSTICO DE LA SALA
« Respuesta #7 en: 16 de Diciembre de 2020, 01:14:32 am »
Respecto a los dispositivos HFT de Synergistic, mi experiencia con ellos es muy limitada pero tengo buenas referencias de algún colega.
Los que sí utilizo son los Acoustic System International Resonators.

http://www.6moons.com/audioreviews/acousticsystem/resonators.html


Como hemos visto, el sonido que emiten los altavoces, junto con las reflexiones de la sala, forma un campo reverberante que envuelve completamente al oyente. Y esa combinación entre sonido directo y reflejado es lo que nos transmite la sensación de espacialidad, proporcionando también información importante sobre los timbres de los diversos instrumentos.

La función de estos dispositivos es condicionar esas reflexiones. Colocándolos en posiciones críticas o puntos de resonancia de la sala las ondas sonoras excitan la copa de metal y éste vibra. Dependiendo del tamaño y la densidad del material de la copa, esta responderá en una gama específica de frecuencias, de manera semejante a un diapasón.

He comprobado como el efecto deja a muchos audiófilos asombrados, sobre todo en el caso de salas irregulares. Su funcionamiento se basa en la distribución y cancelación de resonancias de manera que la sala suene verdaderamente musical y natural. Tienen una ventaja sobre los tratamientos acústicos tradicionales, el que su impacto visual es mínimo.

Al vibrar en sintonía con determinadas frecuencias las copas controlan la respuesta que la sala tiene en esos puntos. Como la frecuencia de resonancia de las copas es bastante elevada su contribución viene a ser fundamentalmente en el equilibrio tonal. La vibración que emiten nos llega más tarde que las ondas sonoras que las activan, fundamentalmente mezcladas con las primeras reflexiones.

El cambio experimentado en la acústica de la sala puede resultar sorprendente. Además de aumentar la profundidad de la escena sonora el grave resulta más controlado, trabajando en sintonía con la sala en vez de excitar los modos propios de la misma en las frecuencias más bajas. La escena sonora es más profunda y focalizada y la sala parece crecer en todas las dimensiones.
Cuando la colocación es apropiada la audición se vuelve más relajante porque no necesitamos procesar el ruido que producen las reflexiones.

« Última modificación: 16 de Diciembre de 2020, 01:18:09 am por Rocoa »

PEBLASA

  • Novato
  • *
  • Mensajes: 5
    • Ver Perfil
Re:ACONDICIONAMIENTO ACUSTICO DE LA SALA
« Respuesta #8 en: 16 de Diciembre de 2020, 09:30:27 am »
muchas gracias a todos, pues ya me habeis dado faena para estas navidades, voy a leerme las recomendaciones que me habeis mandado y pues eso a experimentar