Mostrar Mensajes

Esta sección te permite ver todos los posts escritos por este usuario. Ten en cuenta que sólo puedes ver los posts escritos en zonas a las que tienes acceso en este momento.


Temas - rocoa

Páginas: [1]
1
DIY. Hágalo usted mismo. / CONSTRUCCIÓN DE POWER CORD
« en: 19 de Marzo de 2019, 09:06:56 pm »
La construcción de un cable de red no requiere grandes habilidades ni herramientas muy especializadas y cualquiera puede acometer la tarea para mejorar el rendimiento del sistema de audio.
Hay innumerables opciones en el mercado para mejorar el cable de red que se suministra con los aparatos, tanto confeccionados como para hacérselo uno mismo.
Entre los cables que se venden por metro destacaría marcas como Furutech, Neotech, Acrolink y Oyaide por la calidad del material utilizado.

http://www.furutech.com/products/bulk-cables/
http://www.oyaide.com/ENGLISH/AUDIO/products_category/audio-products.html
http://www.acrolink.jp/english/
http://www.neotechcable.com/product7_2.php

Respecto a los conectores hoy la oferta es muy variada también, y de excelente calidad. No olvidemos que los conectores usados, independientemente del cable que usemos, van a tener un papel determinante en el desempeño del mismo.
Podríamos citar marcas como Wattgate, Neotech, Furutech y Oyaide.

Para acometer la tarea necesitamos un cutter, tijera, destornillador y grimpadora.
He utilizado un cable Furutech FP-3TS20 ALPHA OCC, apantallado con malla de cobre.
Lo primero es retirar un trozo de la cubierta externa con ayuda del cutter.


Y nos encontraremos con la malla de apantallamiento de cobre trenzado. Esta malla se eliminará también en el extremo que vayamos a conectar en IEC pero en el que irá el schuko se conserva. Más adelante veremos el porqué.
Debajo veremos otra cubierta de material sintético negra que también es necesario retirar para acceder a los conductores.


Una vez retirada aparecen los tres conectores (fase, neutro y toma de tierra). Tienen colores diferentes. En el caso del cable que nos ocupa sería el rojo fase, el amarillo neutro y el transparente tierra.



Veamos primero lo que haremos con el extremo del schuko, el conector de pared. Respetamos la dirección pared-aparato guiándonos por la serigrafía de la cubierta del cable.
En este extremo hemos de conservar parte de la malla del cable y conectarla al IEC junto al cable de toma de tierra. Para eso cortamos parte del cobre y dejamos los hilos suficientes para enrollarlos y juntarlos en el extremo pelado del cable de masa o tierra.


Es conveniente envolver el trozo de malla que va a quedar sin grimpar con termoretráctil para evitar que al manipularlo se suelte algún filamento que luego podría provocar un cortocircuito. Y retiraremos el trozo de dieléctrico necesario de los tres conductores para que queden los filamentos de cobre a la vista.


Se puede atornillar el cable a los conectores pelados, tal cual queda, pero lo ideal es utilizar casquillos, terminales, mangas, "sleeves" (o como se les quiera llamar). Esto evita que queden hilos por ahí perdidos, mejora el contacto y supone una garantía a largo plazo al evitar que el cobre pelado se oxide (conexión gas tight).
Hay que disponer de la herramienta adecuada para grimpar.



Yo utilizo casquillos terminales de WBT y Furutech (cobre chapado en oro)


Nos vamos ahora al extremo del IEC. Aquí cortamos también la malla de apantallamiento pues sólo irá unida a tierra en el schuko. De este modo evacuará a tierra la energía almacenada.


Como se puede ver los conductores vienen envueltos en teflón, que puede retirarse completamente o bien dejarlo.


Repetimos la operación de grimpado. Insisto en que aquí la malla ha sido cortada al mismo nivel que la cubierta externa.


El siguiente paso será atornillar el IEC y el schuko, cuidando que el cable rojo (fase) vaya en la posición adecuada (los IEC suelen venir marcados hoy con la letra "L" en el sitio que corresponde; en el schuko da igual pues se puede conectar en las dos posiciones indistintamente). No olvidemos introducir antes en el cable el cuerpo de los conectores.


Aunque no es estrictamente necesario, conviene fijar los cables que quedan sueltos en ambos extremos con la pistola de silicona caliente con el objeto de minimizar las vibraciones parásitas y aumentar la consistencia.



Un error que puede ocurrir, por despiste, es no haber introducido en el cable el cuerpo del conector antes de atornillar los cables. Luego es imposible, a no ser que uno de los lados del cable esté sin él, y habría que desmontar los conectores otra vez para hacerlo.

Y así tendremos montado nuestro cable de red, con el que vamos a obtener un resultado sonoro mucho mejor que con el que traen de serie los aparatos.


El cable que he utilizado está fabricado con cobre OCC (Ohno por colada contínua), el mejor de que se dispone hoy en día para aplicaciones de audio. Además viene con un tratamiento de desmagnetización y criogénico.

Parece se que los cristales generados durante el enfriamiento rápido en el proceso de fundición tradicional del cobre actúan como un impedimento para el flujo de la señal.
El cobre PCOCC es una estructura única, de grano largo, que se genera utilizando un molde calentado que resuelve los problemas surgidos en este sentido en el proceso de enfriamiento rápido. El resultado son pequeñas varillas de cobre puro PCOCC con granos de muchísima longitud.
El profesor Ohno (fallecido recientemente, por cierto) desarrolló este método patentado para que el conductor de cobre se libre del grano en el proceso de extrusión. Fue introducido en 1986 y desde entonces utilizan este cobre muchos fabricantes de cables y conectores.
El proceso de fundición de Ohno utiliza moldes calientes para formar el cobre en forma de cristales de más de cien metros de largo, evitando las "fronteras" entre cristales y las impurezas que enturbian la señal.
Entre los cristales se depositan metales contaminantes y eso no le gusta a los electrones, produciendo una especie de "efecto diodo".
El tamaño de cristal promedio en el cobre OCC es de 125 metros. El del cobre libre de oxígeno es de 0,02 metros.


El cobre TPC (Tough Pitch Copper) es el cobre típicamente encontrado en cables "standard". Es fundido y enfriado "al aire" por lo que posee mucho oxígeno.
El cobre OFC, procesado en ambiente libre de oxígeno, se desarrolló alrededor de 1975 al evidenciar que la calidad del sonido está relacionada con la calidad del cobre utilizado.
También por esa época un nuevo método fue desarrollado por Hitachi para reducir el grano o número de cristales. Este proceso patentado es LC-OFC. Después de que el alambre de cobre es expulsado, el cable se calienta de nuevo y es "recocido", lo cual reduce aún más la formación de grano cristalino.
Bueno, pues teniendo en cuenta que los límites de los cristales actúan como obstáculos, ofreciendo una resistencia no lineal al flujo de corriente eléctrica hoy los fabricantes de cables de calidad utilizan este tipo de cobre y los resultados se perciben con facilidad. Las diferencias entre ellos están en los dieléctricos, geometrías, grado de "pulido" de la superficie de los conductores y otros tratamientos.
Aquí podemos ver unos gráficos que muestran la estructura microscópica del cobre a distintos aumentos.




En relación con esto, siempre me ha gustado esta imagen que Furutech ha utilizado para promocionar sus cables (a los electrones no les gustan los baches).



Saludos y felices audiciones.







2
Cajón de sastre. / VARIACIONES EN TORNO A LA FASE
« en: 19 de Marzo de 2019, 12:51:57 am »
Son frecuentes las disquisiciones en torno al tema de la fase y la polaridad entre los aficionados. Trataremos de aclarar una serie de conceptos básicos para dilucidar la complejidad del asunto.

Muchos preamplificadores y también DACs disponen de una función marcada como "Phase". Cuando la activamos realmente estamos variando la polaridad y no la fase.
Veamos, cuando aplicamos una señal de 100Hz a un altavoz se moverá hacia adelante 100 veces por segundo y hacia atrás otras 100 veces por segundo.

La polaridad define para que lado hará su primer movimiento, hacia adelante o hacia atrás.
La fase es la representación de desajustes (variaciones) de tiempo (o distancia) en grados a partir de la longitud de onda (o periodo) de cada frecuencia.


Fase y tiempo son dos valores interrelacionados y responsables de la presentación escénica del sonido, ya que el cerebro humano descubre la localización de un sonido por las diferencias de tiempo, no por las diferencias en amplitud (efecto Haas).

Cuando reproducimos un disco escuchamos los armónicos de los instrumentos y las reflexiones. Si no hay coherencia temporal el cerebro no puede detectar esa información correctamente y se nos presenta un sonido distorsionado y confuso de manera que no reconstruye la imagen sonora adecuadamente.
Por tanto si las ondas sonoras no llegan a nosotros en "el tiempo certero", tal y como las ha captado el micrófono, no disfrutaremos de una escena sonora precisa.


El asunto que tratamos es más complejo de lo que pudiera parecer.
Los sistemas de audio pueden cambiar la fase de las ondas sonoras, y lo hacen. Además las reflexiones de la sala las recibimos con distintas fases respecto a la vibración de los altavoces. Por eso no debemos descuidar la localización de los altavoces y el tratamiento de reflexiones.

La mayoría de altavoces están constituidos por múltiples transductores para la reproducción de todo el espectro audible de forma sincrónica para intentar mantener la estructura del sonido original. Pero los filtros utilizados producen retrasos en las longitudes de onda las de frecuencias cercanas al punto de corte.
En los diseños más tradicionales los agudos del tweter llegan ligeramente antes que los medios del woofer. Para compensarlo hay fabricantes que utilizan diseños curvados o ligeramente inclinados y que las distintas vías tengan la misma distancia al punto de escucha ideal.
Otros utilizan altavoces coaxiales en busca de la perfecta alineación temporal.
Y muchos diseños multivía montan alguno de los transductores en contrafase, lo cual dependiendo de la sala en que se sitúen puede ser perjudicial para el resultado sonoro.


Los problemas de fase son mucho más evidentes cuanto más baja es la frecuencia, por eso los subwoofers tienen al menos un conmutador de polaridad para evitar cancelaciones de fase.
Esta es la razón por la que los altavoces de cinta suelen ser más coherentes en la presentación sonora y el cambio de polaridad resulta más patente en ellos.



3
DIY. Hágalo usted mismo. / LIMPIEZA DE CONEXIONES
« en: 17 de Marzo de 2019, 09:47:41 pm »
Entre las labores de mantenimiento de nuestro sistema de audio más agradecidas, y también más descuidadas, está la limpieza de conexiones.
Es una tarea que requiere un poco de tiempo y paciencia pero los resultados pueden llegar a ser asombrosos si no se ha hecho nunca, sobre todo cuando utilizamos aparatos que ya han pasado por otras manos.
Personalmente lo hago incluso con los componentes nuevos pues en el proceso de testado, tras la manufactura, los fabricantes utilizan cables que no siempre están limpios. Y me he llevado muchas sorpresas....
No introduzco ningún componente en mi sistema sin que haya pasado antes por el protocolo habitual de limpieza. Si presto un cable, por ejemplo, lo primero que hago cuando me lo devuelven es limpiarlo.

Conviene realizarlo una o dos veces al año. Si vivimos en lugares húmedos y grandes ciudades con mucha polución conviene no descuidarse. Yo no fumo en los sitios en que están los aparatos pero si lo hacéis o convivis con alguien que lo hace ésto se vuelve más necesario.

Existen en el mercado multitud de productos para ello. Yo utilizo el Kontak desde hace muchos años con excelentes resultados y también el Deoxit Gold


http://www.bluehorizonideas.com/products/system-enhancing-accessories/clean-it/

https://www.vandenhul.com/product/the-solution-contact-treatment-and-protection-fluid/

http://www.needledoctor.com/Cardas-TC-2-Contact-Conditioner

También se obtienen buenos resultados con alcohol isopropílico (no es apropiado el alcohol habitual "de farmacia", de 96 grados) y con tricloroetileno aunque este último requiere una manipulación cuidadosa, con buena ventilación y guantes, debido a su toxicidad.

También hay a la venta utensilios para ello pero lo más cómodo y barato es comprar en un estanco limpia pipas o escobillas cónicas (procurando que sean de algodón), además de los bastoncillos de algodón que todos tenemos por casa.


[/font][/size]

Para la limpieza de los conectores XLR hembra utilizo los escobillones por su parte más estrecha y, tras humedecerlos en el líquido limpiador, los introduzco en los tres orificios varias veces. Si sale muy sucio conviene repetir la operación con otro escobillón limpio. En algunas ocasiones es tal la centidad de "mugre" que hay que utilizar varios.




En el caso de las conexiones XLR hembra doblo la parte más gruesa del escobillón para aumentar la superficie de contacto.




Aquí podemos ver los escobillones doblados en su extremo, uno de ellos por la parte más gruesa y otro por la más fina.


En el caso de los RCA hembra también doblo el escobillón por su extremo grueso.



Los RCA hembra no presentan ninguna dificultad para su limpieza exterior y puede hacerse tanto con el escobillón como con un bastoncillo. Para la limpieza de su parte interna introduzco varias veces el extremo delgado del escobillón doblado sobre sí mismo lo más apretado posible.



No debemos olvidarnos de las conexiones de red (tampoco de desconectar los cables para hacerlo :D).





Doblo la parte gruesa de los escobillones para introducir en el IEC hembra.



Y no nos olvidemos de los cables USB. Cuando se utilizan en varios aparatos suelen estar bastante sucios.
Resulta curioso el observar los escobillones tras realizar la limpieza en muchos casos.


Todo lo anterior va referido a conectores chapados en metal noble, lo cual evita la corrosión.
En el caso de que no sea así, el óxido puede aparecer en mayor o menor medida. Para evitarlo utilizo el
Caig Deoxit.
Podemos aplicarlo en los sockets de las regletas con un bastoncillo (reitero el tomar la  precaución de que esté desenchufada).

Una aplicación del Deoxit que proporciona muchas satisfacciones es la limpieza de los pines y sockets de las válvulas si no están chapados en metal noble (lo más habitual). Para ello aplicamos el Deoxit y dejamos actuar durante un tiempo.





Transcurridas unas horas removemos el exceso de líquido (y herrumbre en muchos casos) con la ayuda de escobillones limpios o bastoncillos.



Los que quieran maximizar al máximo el contacto en los pines de las válvulas pueden utilizar productos con nanopartículas de plata y oro.

https://shop.mapleshadestore.com/SILCLEAR-Silver-Contact-Enhancer/productinfo/SILCLEAR/

http://www.furutech.com/2013/01/18/1647/

Y también los últimos productos con grafeno.

http://www.madscientist-audio.com/graphene_ce.html

https://www.perfectpathtechnologies.com/product/total-contact-enhancer



Para aquellas conexiones (sobre todo XLR) que no hacen muy buen contacto por haber sido utilizadas intensivamente (no es mi caso ;)) suelo utilizar el Nanoliquid de Furutech, previa limpieza con Kontak. Rellena los espacios mejorando el contacto y evita el "microarco", que induce ruido.



Saludos y felices audiciones.






Páginas: [1]